A vuestro lado

Desde la infancia se nos inculca, a veces sin pretenderlo, un espíritu competitivo, impulsándonos a ser los mejores en el aula, en casa y hasta en el campo de juego.

Y para ser precisamente eso, los mejores, nos cambiaron rápidamente el biberón por un bolígrafo y con apenas tres años nos llevaron al “cole” a aprender todo de todo durante más de veinte años (que se dice pronto)

Pero un buen día, se abrieron las puertas de la Universidad y nos soltaron en esa selva a la que llaman “mundo laboral” a demostrar nuestro talento, nuestros conocimientos y nuestro saber hacer. Con la valentía y la ilusión que sólo se tiene entonces, salimos a comernos el mundo cuando —ahora lo sabemos— el mundo es demasiado grande para intentar darle algo más que un simple bocado. No obstante, allí estábamos nosotros con la mejor de las predisposiciones tratando, una vez más, de ser los mejores.

Sin embargo, llegan años como estos que nos ha tocado vivir, donde la formación y la experiencia a veces no son sufi cientes para encontrar o mantener un puesto de trabajo, donde el talento de los trabajadores queda en ocasiones supeditado a la situación económica de todo un país, más aún, del mundo entero. Y es entonces cuando tenemos que echar mano de todos nuestros recursos para conseguir estar en el lugar oportuno en el momento adecuado, para conseguir vender —de la mejor manera posible— el más valioso de nuestros productos: nosotros mismos.

En esas ocasiones toda ayuda de seguro es bien recibida, por ello en Icade Asociación nos hemos marcado como objetivo primordial para 2010 ayudar con todos nuestros medios a mejorar la situación laboral de los asociados, tanto a los que actualmente no tienen empleo como a los que desean reorientar su carrera profesional.

En el Reportaje de este número de Icade Asociación Magazine se detallan todas las iniciativas que se están llevando a cabo en esta materia, manteniendo siempre la puerta de la Asociación abierta para nuevas propuestas. Confío plenamente en el talento de mis compañeros de ICADE, de unas y otras promociones, lo que me hace estar totalmente seguro de que pronto las aguas volverán a su cauce y ellos estarán donde por valía, por conocimientos y por experiencia se merecen.

Por nuestra parte, siempre estaremos aquí, a vuestro lado.

Rafael Carcedo de Pero-Sanz

Delegado de la Junta de Gobierno

Revista Icade Asociación – Nº 07 – Mayo 2010