Estuvimos allí…
(En próximas fechas estará disponible la sesión íntegra en vídeo)
El pasado día 27 de febrero tuvimos una de las sesiones de mayor actualidad. La aparición del “edadismo” y su creciente impacto en nuestro mercado de trabajo, junto con el futuro de una población que amplía sus expectativas de longevidad.  

Una gran mesa redonda donde pudimos escuchar reflexiones, alegatos y propuestas, con una alta participación del público que, con un alto nivel de implicación en la materia, nos permitió concienciarnos de que estos temas son a la vez que un gran problema, una grandísima oportunidad si la sabemos aprovechar.

Miguel de Bas abrió la mesa recordando a los presentes que en cada momento, “la mejor edad” es aquella que uno tiene, Que es fundamental tener claro que desea uno hacer en su vida, ya sea activa o de retirada. Que empezar a pensar en la jubilación como objetivo desde temprana edad, solo puede llevarnos a la decepción y desactivar nuestra energía, llenando largas horas de conversación que resultan tan inútiles a veces como negativas.

Carlos Molina, es CEO del proyecto 50 pro dedicado a entrenar, asesorar y apoyar a emprendedores y profesionales seniors para que sean líderes del emprendimiento y motores de su proyecto, ofreciéndoles apoyo y herramientas para afrontar los retos de una nueva vida profesional. Molina nos presentó su visión de lo que debe ser el trabajo, no como castigo divino sino como oportunidad de crecer y de ofrecer a la sociedad lo que cada uno puede. Emprender, es una oportunidad para los seniors, sea con intención de monetizar el trabajo como de aportar a la sociedad. El emprendimiento de los seniors se ha demostrado más efectivo en cifras reales que el de los jóvenes y por ello recomienda unir las capacidades de jóvenes emprendedores y el talento senior para reforzar los proyectos de unos y otros.

Ana Margarito, emprendedora y creadora de “60 y mucho más” dirigido a los que ya están cerca de cumplir los 60 años y consideran que la edad sólo es un número, les ofrece información sobre los productos y servicios que les permitirán disfrutar su nueva etapa con ilusión. Además, presenta alternativas que responden a las necesidades del senior del S.XXI como la nueva forma de vivir, donde la autonomía personal, las relaciones sociales y la vida activa son una realidad. Margarito hizo un alegato sobre lo que debe ser la vida del senior cada vez más dilatada. Una oportunidad para generar nuevos negocios, para planificar el futuro y poder demostrar que la Sostenibilidad, además de crear una sociedad más justa, es rentable. Insistió en que el senior no puede ser un problema sino que es una oportunidad económica y social. En especial hizo hincapié en el concepto de “la intergeneración” como herramienta para crear una sociedad sana y con valores, donde la forma de relacionarse de jóvenes y mayores ofrezca oportunidades a ambas partes, creando nuevas formas de relación, de vida.

Ángel Navarro, también emprendedor y empresario senior, Presidente de la Consultora Azierta y de la Fundación Azierta nos dio otra visión del problema. Al hilo de la misión de la Fundación de impulsar el eje Science to Business to people de forma sostenible, busca un incremento del emprendimiento que influya en la Innovación de la sociedad. Nos habló con datos de la sostenibilidad, el emprendimiento y la empleabilidad. Nos demostró con el análisis de una publicación especializada que el talento senior empieza a estar en auge. Pero sobre todo nos recordó que además de hablar del problema y la oportunidad, lo que realmente es necesario que la gente pase de las palabras a la acción, proponiendo la necesidad de crear y apoyar un movimiento social desde la sociedad civil que conciencie y pida acciones, un lobby en favor del talento senior.

Tras estas interesantes exposiciones, el debate fue intenso y productivo, se habló de las posibles soluciones, de la oportunidad o no de la aplicación de cuotas. También se habló de la inmortalidad, defendida por el profesor Jose Luis Cordeiro entre los asistentes y autor del libro “La Muerte de la Muerte”, así como del autor de “Athanatos” Juan Llopis. Y como colofón la intervención de Leopoldo Alandete, conferenciante de unas semanas atrás en el IBS, que nos recomendó alimentar al lobo de la ilusión y de la positividad frente al lobo de de la queja y la desgana.

Quedó en el ambiente el sentimiento de desear profundizar más en estos temas y la conciencia de que está en nuestra mano nuestro propio futuro, el de cada uno.
Gracias a todos los asistentes por esta sesión tan viva y llena de futuro para el senior del Siglo XXI.

Muy pronto estará disponible la sesión en vídeo